in

Los presuntos asesinos de las dos turistas escandinavas en Marruecos se enfrentan a penas de muerte

El detenido de nacionalidad española y suiza aún no ha pasado a disposición judicial

La Fiscalía marroquí ha presentado este domingo cargos castigados con penas de muerte contra 15 personas de un total de 22 detenidos supuestamente implicados en el asesinato terrorista de dos turistas escandinavas en una región montañosa de Marruecos el pasado 17 de diciembre. El procurador del rey ante el Tribunal de Apelación de Rabat, Hasan Daki, aseguró en un comunicado que estos 15 detenidos están acusados de “atentar de forma premeditada contra la vida de personas”. Entre estos 15, todos de nacionalidad marroquí, no se encuentra el hispano-suizo arrestado el pasado sábado por presuntamente enseñar a otros de los arrestados “a utilizar nuevas tecnologías de comunicación y por entrenarlos”, así como por reclutar a yihadistas para atentar contra “intereses extranjeros”.

La Fiscalía acusó a esas personas, procesadas en el marco de la ley antiterrorista, de “cometer un crimen mediante actos bárbaros”, “formar una organización para preparar y cometer actos terroristas”, y de incitación y apología del terrorismo, entre otros cargos. Los acusados, que ya han cumplido el plazo máximo de 12 días bajo custodia policial y pasaron el domingo a prisión preventiva, pueden enfrentarse a la pena de muerte de acuerdo con el código penal marroquí.

Los 15 acusados comparecieron ante el juez de instrucción en el Tribunal de Apelación de Salé, cerca de Rabat y especializado en casos de terrorismo. Los detenidos fueron trasladados a la sede de la corte en tres furgonetas de la Oficina Central de Investigación Judicial (BCIJ), especializada en la lucha antiterrorista, bajo grandes medidas de seguridad.

Pese a que las administraciones públicas cerraban en Marruecos el domingo, el Tribunal de Apelación de Salé abrió sus puertas de forma excepcional para interrogar a los presuntos terroristas ante la presencia de varios medios de comunicación locales e internacionales.

Los otros siete detenidos por su posible implicación, entre ellos el ciudadano de doble nacionalidad suiza y española, único arrestado extranjero, están bajo custodia policial y serán remitidos a la Justicia en los próximos días. El Gobierno español ha confirmado que el hombre, cuyo nombre no se ha hecho público y al que se describe como de “ideología extremista”, tiene pasaporte español. La cadena pública RTVE ha difundido unas imágenes de su detención en Marraquech, grabadas por un testigo, en las que no se le ve bien la cara, pero en las que se aprecia a un hombre de mediana edad, y de pelo y barba de color oscuro.

Fuentes policiales citadas por la cadena pública lo vinculan con una “célula itinerante” con base en Melilla y en la ciudad marroquí de Nador. En su vivienda, la policía marroquí se ha incautado de dos machetes de uso militar y de propaganda en favor del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el ministro de Interior marroquí, Abdelouafi Laftit, aseguró que el crimen terrorista fue “un acto aislado” cometido por “lobos solitarios”, y ningún grupo terrorista conocido ha reivindicado el ataque.

La danesa Louisa Vesterager Jespersen, de 24 años, y su amiga noruega, Maren Ueland, de 28, fueron degolladas el pasado 17 de diciembre a 10 kilómetros de Imlil, localidad que sirve como puerta de entrada a las excursiones y ascensos al Tubqal. Este monte, de 4.167 metros de altura, es una de las mayores atracciones turísticas de Marruecos. Las dos amigas, amantes de los deportes al aire libre y de la naturaleza, cursaban en Noruega estudios de guía turístico y habían planeado pasar un mes en Marruecos, con las navidades incluidas.

Antecedentes

La nota de la Fiscalía revela que tres de los 15 detenidos ya habían cumplido condenas de prisión por participar en otros actos terroristas, sin dar más detalles. El pasado domingo, el portavoz de la policía marroquí, Bubker Sabik, aseguró que más de 2.900 personas que han cumplido condenas de prisión por casos de extremismo y terrorismo en Marruecos se encuentran en libertad.

El detenido hispano-suizo, por otra parte, tenía antecedentes penales en Suiza por diversos delitos y la policía de este país ya sospechaba que se había radicalizado. Fue condenado en Suiza entre 2007 y 2013 por delitos tales como robo, tráfico de drogas, daños a la propiedad, agresión y abuso conyugal, y cuando se sospechaba que estaba entrando a formar parte de grupos radicales dejó el país centroeuropeo para vivir en Marruecos en 2015, señaló este sábado una portavoz policial a la agencia local ATS.

Además, explicó que una parte importante de estas personas volvieron a integrarse en la sociedad, aunque subrayó que “el peligro todavía existe”, por lo que los servicios de seguridad vigilan a estos exconvictos. Tras el crimen, circuló en las redes un vídeo, cuya veracidad fue autentificada por la Fiscalía marroquí, en el que se veía a cuatro de los principales sospechosos en el crimen jurando lealtad al ISIS. Las dos mujeres fueron decapitadas y mostradas en otro vídeo.

Si se confirma la tesis terrorista, este sería el primer atentado islamista reconocido oficialmente por Marruecos desde que en 2011 muriesen 17 personas tras ser atacada una cafetería de la plaza Yemaa el Fna, de Marraquech. El mayor atentado se perpetró en mayo de 2003 cuando varias explosiones en Casablanca acabaron con la vida de 45 personas, entre ellos dos kamikazes.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Una alianza más fuerte entre jueces y militares

Congo aguarda el ocaso de la era de Joseph Kabila