in

El último tren de Jesé

Jesé junto a Serra Ferrer el día de su llegada a Sevilla – Betis – Atlético

Tras dos años inédito en el PSG, ha perdido siete kilos y hoy Setién podría darle minutos contra el Atlético

Está ante el que puede ser el último tren. Con 25 años. Después de malgastar días de fútbol, Jesé Rodríguez está en el camino de reencontrarse con el motor de su vida. Sus primeros días en el Betis no han podido dejar mejor sensación. Cuentan quienes comparten el día a día con él que su motivación es muy alta. Desde que llegó y se puso a entrenar, de noche, con Marcos Álvarez. Su implicación e integración en el grupo está siendo notable. Acompañado de cerca por su padre, con quien compartió asiento en el palco el día del Espanyol vibrando como dos béticos más, el canario es una de las apuestas verdiblancas en este mercado invernal. Su actitud ha convencido a Quique Setién, quien ya lo conocía bien y lo ha incluido en la convocatoria para el encuentro de hoy ante el Atlético y, si el partido así lo requiere, hacerle debutar para que vaya sumando minutos.

Jesé vive una cuenta atrás de cuatros meses en la que quiere aprovechar cada minuto. Ha perdido siete kilos gracias al trabajo con un preparador y nutricionista y se encuentra en un estado de forma óptimo, después de ejercitarse con el PSG durante toda la primera vuelta aunque sin ficha. Thomas Tuchel, técnico del equipo parisino, premió su constancia haciéndole debutar, aunque de manera testimonial, en el partido de Copa de Francia ante el Estrasburgo en el Parque de los Príncipes. Llevaba diez meses sin ser convocado siquiera para un partido. Ante el Atlético debe repetir citación en esta resurrección que proyecta en el Betis y que también quiere el PSG, que financia gran parte de esta estancia para que el canario regrese a su nivel.

Su trabajo constante merece el premio. El viernes, día de descanso de la plantilla, acudió a la ciudad deportiva. Jesé ha tomado el dorsal número 10, el que dejó Boudebouz por su marcha al Celta. Tenía varios disponibles (8 y 9, por ejemplo) pero esperó a que acabara el mercado para decidirse. En una entrevista reciente con «As», Jesé hablaba con franqueza de sus ganas de fútbol: «Me he rodeado de gente a la que quiero de verdad. También he cambiado hábitos en mi vida. Creo que tenía unas amistades que no eran buenas y las quité de mi vida. Acerqué a mi familia. Lo he pasado muy mal y lo sigo pasando mal. No le deseo a nadie que su hijo tenga una enfermedad y además incurable como es mi caso. Pero también me motiva. Cuando estoy cansado entrenando, pienso: “No puedo sentir dolor ni cansancio, debo hacerlo por mi hijo”. Por él y por los otros dos que tengo».

«Tuchel dijo en una charla -prosigue Jesé- delante de todos que era un ejemplo para el resto por mi situación y por cómo estaba respondiendo ante ella. Me dio las gracias. Lo que quiero es jugar. Volver a disfrutar los seis meses de temporada que quedan. Currar y currar. Voy a tener que controlar el hambre que tengo con la ansiedad que me generará el momento. Quiero volver a sentir ese olor cuando uno entra al campo».

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Al-Khelaïfi utiliza el juicio del Barça para amarrar a Neymar

Así han sido las actuaciones de los españoles en la NBA